Si vienes sin mucho tiempo, permíteme que te recomiende:
Ni tanto y Autobiografías Son los que más me gustan.
Además hay una pequeña serie que me entretiene bastante: Relatos del General
Por último, te invito a seguir el juego, si quieres como un comentario, si quieres en otro lugar: Despertares
Varias personas me han comentado que sus preferidos son:
Ultimas voluntades y Personajes Históricos V que, por cierto, a medida que me alejo de éste último me va gustando más.
Y si has llegado hasta aquí buscando nanorrelatos sólo porque el nombre del blog es NANORRELATOS, te dejo aquí algunos reunidos: Nanorrelatos

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Dado que el carácter aséptico no disminuía su mortalidad, el general, convencido en su cruzada por modernizar la patria, encargó dos unidades de silla eléctrica. Pero ningún reo pudo ser ajusticiado en ellas: simplemente las cárceles del país carecían de electricidad.
Mientras la disidencia sigue siendo asesinada por los métodos tradicionales, el general las utiliza como poltronas presidenciales.
Le ha añadido fusibles, eso sí, por si acaso.

9 comentarios:

Torcuato dijo...

A ver si se levanta sonámbulo, se sienta, la pone a funcionar y...
Un abrazo, Sibreve

Torcuato dijo...

Por cierto, revisa el texto, tienes una palabra repetida.

Sibreve dijo...

¡Qué velocidad! Iba a poner un comentario a la entrada y te me has adelantado.
La historia está de nuevo basada en hechos reales. Menelik II, rey de Etiopía y antecesor de Ras Tafari (de la entrada anterior) compró tres sillas eléctricas en 1887, y cuando llegaron se dieron cuenta de que no podrían usarlas porque en Etiopía no había electricidad. Después de arreglar diferencias con alguno de sus asesores (supongo que por el método tradicional) decidió usar las sillas como tronos imperiales.
Me parece que mi imaginación no es capaz de desarrollar una historia que supere ésta.
Saludos.
PD: Torcuato, gracias por la observación. Ya está corregido. :D

Bicefalepena dijo...

No encuentro mejor poltrona para tan ilustres personajes...
Los fusibles supongo que se los pusieran en su reales cabezas ya que, seguramente, con tan grandes ideas estarían fundidos.
Un abrazo

Sibreve dijo...

Bueno, dada la comicidad de la situación y el uso que se dió a las tres sillas eléctricas, me parece que la idea tuvo resultados propicios, aunque no fuera esa la intención.
Saludos.

Bertobgood dijo...

Como historia pararela os cuento que en los inicios de la electricidad Édison diseñó la red en corriente continua (AC). Teslar la diseñó en corriente alterna (DC, la que hoy se usa por permitir su transporte a larga distancia sin pérdidas).
Édison era un inventor al que no le gustaba que le pusieran en duda. Y desató una campaña contra Teslar y la DC. Solo se le ocurrió comprar un elefante de circo y electrocutarle con DC para demostrar los peligros de la DC. He visto la escena y da grima verla. Pero la idea triunfó y la silla eléctrica pronto sería adoptada como método de ejecución.
Sin duda la concatenación de despropósitos continuó con Menelik II.
Saludos, Sibreve.

Bertobgood dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bertobgood dijo...

Por Dios al revés AC corriente alterna, DC corriente continua.

Sibreve dijo...

Fíjate que yo antes imaginaba a Edison como un tipo con levita y delantal, afable, que llegaba a casa diciendo a su mujer: "Toma, cariño, te traigo una bombilla de filamento incandescente(o un fonógrafo, o una película y un cinematógrafo... verás, verás que bien lo pasamos cuando inventen el blockbuster). Y ahora se me vendrá a la cabeza vestido de verdugo achicharrando a un pobre elefante que pasaba por allí.
Muchas gracias por pasarte.
El comentario justifica que te abrieras una cuenta.
Gracias por pasarte.
Saludos.